Escapada: Coca y Valladolid. 2013.

A finales de enero de 2013 decidimos hacer nuestra primera escapada de inauguración del año. Como por entonces teníamos previsto hacer el gran viaje del año, en principio no queríamos hacer noche en ningún sitio. Un fin de semana nos pusimos a mirar un mapa para ver qué nos quedaba cerca. Héctor sugirió Valladolid porque le habían hablado muy bien de la ciudad y, además, en alguna que otra ocasión había mencionado que le apetecía ir. Parecía que nuestro próximo destino estaba bastante definido.

Así que, como siempre hago, me puse a buscar información sobre la ciudad para saber qué podíamos visitar y planificar un poco la escapada (había que apretar el tiempo porque la idea era ir y volver en el mismo día). Pero como no tengo remedio alguno y me gusta aprovechar al máximo los desplazamiento y las visitas que hago, me puse a indagar sobre qué podía haber de interesante de camino a Valladolid. Y ahí que encontré información sobre Coca. Cuando ví una fotografía del Castillo… simplemente me enamoré. Sin perder tiempo alguno, y antes de que mi conciencia ahorradora saliese a flote, le envié una fotografía a Héctor del Castillo de Coca. Él no se lo pensó dos veces y, como me conoce y sabe que luego empiezo con el cuento de “es que con este dinero estamos dos días de camping en…“, en cuanto llegó a casa me sentó frente al ordenador y nos pusimos a buscar alojamiento para una noche en Valladolid.

ALOJAMIENTO

Nos hospedamos en el hotel de cuatro estrellas NH Balago de Valladolid. Y os preguntaréis “¿Un hotel de cuatro estrellas y son viajeros de muy bajo presupuesto?”. Bueno sí, pero es que a través de booking.com conseguimos una oferta de 35€ la noche. Era de los alojamientos más baratos de toda la ciudad en esa fecha :P

DE RUTA

Como hacíamos noche en Valladolid no necesitábamos darnos un madrugón exagerado. Además, nuestra primera parada era Coca y teníamos tan solo hora y media de camino así que nos lo tomamos con calma y salimos de Madrid bien entradas las 11:00 (lo que luego resultaría ser un error… ).

Coca (Segovia)

Coca es un municipio de la provincia de Segovia y tiene una población de unos 2.000 habitantes. Lo más característico de Coca es su impresionante Castillo del siglo XV de estilo gótico-mudéjar español y construido en ladrillo (con el foso más profundo que yo haya visto hasta ahora). Es propiedad de la casa de Alba aunque fué cedido al Ministerio de Agricultura durante cien años menos un día en 1954, es decir hasta 2054. En 1926 fué declarado Monumento Nacional y en 1931 Monumento Histórico Nacional. Después de cederse al Ministerio de Agricultura fué restaurado entre 1956 y 1958 para albergar la Escuela de Capacitación Forestal.

Es uno de los castillos más bonitos que he visto hasta ahora, sino el que más. Es robusto pero la forma en que se rematan las almenas le ofrece un toque distintivo y elegante. Si es una belleza hoy en día no quiero imaginar lo magnífico que sería en su momento de máximo esplendor .

Castillo de Coca

Castillo de Coca

Castillo de Coca

La parte antigua del castillo de Coca puede visitarse por 2,70€ que vale la entrada. El horario los sábados es de 11:00 a 13:00 para que no os pase como a nosotros que aparecimos por allí cuando ya estaba cerrado así que nos quedamos sin poder entrar

Pero además del magnífico Castillo, Coca cuenta con otros lugares de interés para visitar.

La Muralla y la Puerta de la Villa, conocida antiguamente como Puerta de Segovia. La muralla de Coca fué construida durante los siglos XII y XIII, fué derribada durante los siglos XVIII y XIX y hoy por hoy tan solo se conservan 200 metros. También, a los pies de la muralla y la Puerta de la Villa, se encuentran dos Verracos Vacceos, figuras zoomórficas muy comunes en la civilización vetona.Al parecer hay otro verraco más incrustado en la barrera del perímetro del castillo, pero nosotros no pudimos encontrarlo  Si hacéis una visita a Coca y lo encontráis ¡Os agradecería mucho que nos enviaseis una fotografía! Así nos quitaríamos la duda de encima porque nos dió rabia no dar con ello (me lo veo venir, seguro que está bien presentero).

Muralla de Coca

Puerta de la Muralla de Coca   Muralla de Coca con el Castillo al fondo

Adentrándonos hacia el interior de la muralla y yendo hacia el centro de Coca nos encontramos con la Iglesia de Santa María La Mayor que se terminó de construir en 1520 y fué levantada sobre los cimientos de un antiguo templo románico del siglo XII. También encontramos el Templete de la Música del siglo XIX y el Ayuntamiento de Coca. Como curiosidad; según se mira de frente la portada del Ayuntamiento y a la derecha puede encontrarse una placa de piedra en la que puede leerse: “Plaza del generalísimo Franco“. Nos llamó bastante la atención, la verdad .

Catedral y centro de Coca

Templete de la música

Ayuntamiento de Coca

Otro lugar que no podéis dejar de visitar es la Torre de San Nicolás que data de 1247 y es lo único que queda en pie del templo mudéjar del mismo nombre. Siento no tener fotografías para mostrar de este lugar Pero podéis visitar las páginas que os remito al final de la entrada con más información sobre este sitio y más sobre Coca

Después de dar un paseo por las calles del centro decidimos despedirnos de Coca y poner rumbo a Valladolid.

Valladolid

Tras una hora y una pizquita en ruta llegamos a nuestro destino pero de camino nos quedamos sin TOMtorrón (menos mal que ya lo hemos renovado, las que nos ha hecho pasar el antiguo) así que tuvimos que dar unas cuantas vueltas con el coche para poder encontrar el hotel. Comimos nuestros sándwiches y un poco de fruta en la habitación y nos tumbamos en las enormes camas. Esa clásica modorra que te entra unos minutos después de comer pudo con nosotros y, evidentemente, nos quedamos dormidos.

Nos despertamos con el típico sobre salto de “¡Me he quedado dormido y no me he dado ni cuenta! Cogimos todos los trastos que nos hacían falta y nos fuimos dando un paseo hasta el centro de Valladolid mientras anochecía. Y digo un paseo porque el hotel está hacia las afueras de la ciudad y hay como quince minutos hasta el centro. A nosotros nos gusta andar pero a quién no le guste es mejor que se aloje en un hotel más céntrico

Valladolid tiene mucha relevancia en la historia de España; desde el siglo XIII fué sede de las reuniones de la Corte de Castilla y se fundó su universidad durante el reinado del Alfonso X el Sabio siendo una de las primeras universidades del país. Aquí se casaron los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, en 1469 formando así la unión de las Coronas de Castilla y Aragón. En el siglo XVII, entre los años 1601 y 1606, fué capital del ImperioMagallanes firmó las capitulaciones para la primera circunnavegación del mundo y aquí murió Colón. Éstos son sólo algunos de los acontecimientos sucedidos en Valladolid y que forman parte de su historia.

He de decir que Valladolid tiene una iluminación de un gusto exquisito y todos sus monumentos y edificios emblemáticos se realzan brillando de un modo pulcro y sencillo pero que resulta muy llamativo. Creo que por eso, junto con el buen ambiente que había en la ciudad, me gustó mucho más de noche que de día Así que la mayoría de las fotografías que adjunto están hechas de noche

Así nos recibió la ciudad, con una escultura de la escritora vallisoletana de la Generación del 27 Rosa Chacel, en la Plaza de Poniente.

Valladolid

Seguimos con dirección hacia el casco histórico y nos encontramos con la robusta Iglesia del monasterio de San Benito El Real, declarado Bien de Interés Cultural. Siendo lo primero que nos encontramos la verdad es que fué impactante observar la tosca portada de la Iglesia, que más parece un fuerte defensivo. La Iglesia, de estilo gótico, fué construída sobre el antiguo Alcázar Real entre 1499 y 1515 y esa entrada tipo torre que choca bastante con el estilo fué eregida en 1569 y diseñada por el gran Rodrigo Gil de Hontañón, considerado como uno de los mejores arquitectos del siglo XVI, y ligado al estilo plateresco.

Iglesia de San Benito, Valladolid

¿Verdad que resulta curiosa la forma en que está terminada la portada, como si le hubiesen dado un corte por encima? Bueno, esto se debe a que sí que se le hizo un corte. Era aún más alta y había dos cuerpos más para el campanario, pero tuvieron que ser derribados en el siglo XIX debido al mal estado en el que se encontraban

A la derecha de la Iglesia de San Benito encontramos el Mercado del Val. Fué construído totalmente en hierro entre los años 1878 y 1882 e inspirado en el mercado de Les Halles de París. Poseía una cúpula central pero en 1900 fué desmontada por seguridad.

Mercado de Valladolid

Desde aquí pusimos rumbo a la Plaza Mayor de la ciudad. Pero antes de llegar podemos observar delante de lo que luego descubrimos eran las traseras del ayuntamiento La fuente de los Colosos, innaugurada en 1996 y que, particularmente, me gustó mucho

Valladolid

Volvamos a la Plaza Mayor El emplazamiento de la plaza actual se produjo en el siglo XIII. Sin embargo, lo que hoy podemos ver en la Plaza data de la reconstrucción en el siglo XVI. Valladolid sufrió un importantísimo incendio el 21 de septiembre de 1561 que duró tres días, llevándose por delante la Plaza Mayor y más de 400 casas. El 24 de septiembre se iniciaron los trabajos de reconstrucción y restauración.

Plaza Mayor de Valladolid

El color rojizo de las fachadas de las viviendas que la rodean le da un aire muy vibrante especialmente al constraste con el soportalado de piedra blanca y todo ello muy bien aderezado con el animado ambiente de la gente paseando, muchos de ellos con los peques, para difrutar del carrusel que hay instalado a un lateral

También encontramos la Casa Consistorial o Ayuntamiento de Valladolid. Este edificio data de 1897 cuando se comenzó su construcción tras la decisión de derruir el antiguo edificio en 1879.

Plaza Mayor de Valladolid

De camino a la Catedral vamos paseando por las calles del casco antiguo y no podemos evitar fijarnos en las cuidadas casas que nos rodean, de los mismos colores rojizo y blanco de la Playa Mayor y sus entrelazados y balcones de madera acristralados. Y el buen ambiente se sigue respirando entre cafés y restaurantes y pequeñas tiendas de productos artesanales con el campanario de la Catedral al fondo, vigilándolo todo.

Valladolid    Valladolid

Y nos encontramos ante la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción declarada Bien de Interés Cultural. Cuando llegamos no pude evitar tener la sensación de que la Catedral estaba encajonada entre las casas, parece constreñida entre ellas. Cuál fué mi sorpresa al enterarme de que NO está acabada  La Catedral se comenzó a construír en 1589, con un diseño de Juan de Herrera y de inspiración clasicista es decir, basado en las construcciones de la Antigua Roma. Sin embargo el edificio es de estilo herreriano, un estilo más sobrio, con lineas rectas y definidas y muy poco adornado, aunque con añadidos barrocos en los escudos. Bueno ¿y qué pasó para que la Catedral quedase inconclusa y solo esté levantada a menos de la mitad de lo que estaba proyectado? Pues lo que pasa siempre: sobrecostes .

Catedral de Valladolid

El mayor problema con el que se encontraron fué con la cimentación dado que se erige en un terreno muy irregular y desnivelado. Fijáos en la imagen; en el lado izquierdo podéis ver un muro que hace de base para igualar la altura del lado de la derecha. Al parecer esto fué un auténtico quebradero de cabeza que se llevó muchísimos fondos. En el siglo XVIII continuaban las obras con diversos arquitectos a cargo de ella y se levantó la torre del lado del Evangelio… torre que en 1841 se hundió provocando graves daños en el edificio y que nunca volvió a levantarse. En 1880 se levantó la torre del lado de la Epístola (la que hoy puede verse) y en 1923 se añadió la escultura del Sagadro Corazón de Jesús, que la remata. (Por cierto, no dejéis de visitar la Bagueteria Álamo que está justo detrás de donde tomamos la foto ¡Qué bocadillos más ricos! )

Pero si váis rodeando la Catedral y dáis la vuelta os encontraréis con sus ruinas. Aquí está lo que debería ser “la parte de atrás”, la fachada oeste, donde además debería estar el Claustro si se hubiese llegado a construír. Si os fijáis en la parte derecha de la foto, parece que en la parte de delante hay un corte (parecen muy amigos de andar cortando edificios ). Es ahí donde debería estar la torre del lado del Evangelio, la que se hundió en 1841 (también podéis verlo en la anterior imagen; se percibe que “falta” la parte de la izquierda).

Ruinas de la Colegiata

Mientras váis dando la vuelta (si váis por el lado derecho) encontraréis la Universidad de Valladolid, hoy la Facultad de Derecho. Recordad que la fundación de la Universidad de Valladolid data del siglo XIII pero el edificio que hoy podemos contemplar se trata de una renovación del edificio medieval llevada a cabo el en siglo XVIII, en pleno barroco español. En el centro de la portada, las esculturas representan a la Retórica, Geometría, Derecho Canónico, Derecho Civil, Astrología, Medicina, Filosofía, Historia y Teología dominadas por “la Sabiduría humillando a la Ignorancia”. En los lateras superiores se encuentran las esculturas de los cuatro reyes que protegieron está Universidad: Alfonso VIII, Juan I, Enrique III y Felipe II.

Universidad de Valladolid

Y la escultura a Miguel de Cervantes, ilustre vecino de la ciudad, mirando hacia ella.

Valladolid y Cervantes

Ya dada la vuelta completa y llegando a las traseras de la Catedral nos encontramos con la Iglesia de Santa María la Antigua tambiéndeclarada Bien de Interés Cultural. Esta iglesia parece datar del siglo XI aunque ha ido sufriendo diversas remodelaciones que le han conferido su aspecto actual. Del siglo XII es la torre románica con el chapitel de teja y también el pórtico de la cara norte. Entre los siglos XV y XVIII se llevaron a cabo diversos trabajos de ampliación y restauración del templo románico pero durante cierto tiempo de abandono a finales del siglo XIX la Iglesia estaba a punto de ser declarada en ruinas. Sin embargo, en 1897 se consiguió que se declarase monumento nacional y de esta manera se consiguieron fondos para su restauración, la cuál comenzó en  1900 

Iglesia de Santa María La Antigua

Iglesia de Santa María La Antigua

Íbamos de camino a la Iglesia de San Pablo y el colegio de San Gregorio y nos metimos por la calle Angustias porque era por donde había más ambiente y más comercios e íbamos en busca de una pastelería para comprar algo y picotear un poco

Primero nos encontramos con el Teatro Calderón, de estilo neoclásico, e innaugurado en 1864.

Teatro Calderón

Y continuando calle arriba nos encontramos con los restos de la muralla de Valladolid del siglo XII. Igual os sorprende tanto como nos sorprendió a nosotros encontrarnos con ese trocito de muro en medio de la acera y los edificios pero ¡Ah! tiene truco. No es la muralla auténtica sino que se trata de una recreación de la verdadera muralla que se encuentra debajo de la calle Angustias.

Muralla de Valladolid

Seguimos recorriendo la calle hasta llegar a la Iglesia de San Pablo que linda con el Colegio de San Gregorio, siendo éste actualmente el que alberga el Museo Nacional de Escultura.

La construcción de la Iglesia de San Pablo, de estilo gótico isabelino y declarado Bien de Interés Cultural, se remonta a 1445 por órden del cardenal Fray Juan de Torquemada (tío del famoso inquisidor Tomás de Torquemada ). Aquí fueron bautizados Felipe IV y Felipe II. Durante la invasión francesa en el siglo XIX la iglesia fué muy dañada por las tropas napoleónicas y tras la desamortización de 1835 se convirtió en prisión. En el siglo XX se incendió y ha sido en el siglo XXI cuando se ha llevado a cabo una restauración integral.

Iglesia San Pablo

Iglesia de San Pablo. Valladolid.   Iglesia de San Pablo

Justo a nuestras espaldas, en frente de la fachada de la iglesia de San Pablo, se encuentra el Palacio de Pimentel, lugar de nacimiento de Felipe II, siendo hoy la sede de la Diputación provincial de Valladolid (y lleva siéndolo desde 1875). Su construcción se inició en el siglo XV y está catalogado como Bien de Interés Cultural. Me encantó el balconcito esquinado .

Palacio Pimentel. Diputación provincial.

Adosada a la Iglesia de San Pablo encontramos el Colegio de San Gregorio que acoge en su interior la sede del Museo Nacional de Escultura. Su construcción se inició en 1488 y se finalizó en 1496; con la creación de la Universidad de Valladolid también se potenciaba los centros colegiales y fué cuando se levantó este edificio. La autoría de su diseño se desconoce aunque se atribuye al taller de Gil de Siloé. Pero sea quién sea quién lo diseñó, hizo un trabajo magnífico. La portada es digna de observarse con calma y admiración pero todo el interior es impresionante .

Valladolid08

El patio del Colegio de San Gregorio posee una hermosa arquería de tracería gótica y se accede a la planta superior por una única e impresionante escalera. No dejéis de observar el impresionante artesonado mudéjar de madera en el techo, porque no sólo los encontraréis aquí, ya que en el interior de edificio podréis contemplar otros tan espectaculares o más que este.

Colegio San Gregorio.

Colegio San Gregorio.

Colegio San Gregorio

No solo merece la pena la visita por contemplar el interior del edificio en sí (y los techos, ¡Mirad a los techos! ) sino que el Museo Nacional de Escultura acoge una impresionante colección de tallas y pinturas desde la Baja Edad Media hasta el siglo XX. La entrada es gratuita los domingos de 10 a 14h

A mí, particularmente, me gustó esta escultura barroca castellana datada entre 1750-1800, llamada “Arcángel San Miguel“, realizada principalmente en madera. Los colores son vibrantes y brillantes y me parece magnífico el modo en que el movimiento es conferido a través de la pose y la rugosidad de las telas del atuendo del arcángel.

Exposición de arte religioso en el Museo Nacional Colegio de San Gregorio.

En su interior también alberga retablos completos y lo que más me impresionó y que me dejó un rato quieta en el sitio y murmurando como una letanía “¡tienen un coro completo aquí dentro!” es que podemos observar la Sillería del coro del Convento de San Francisco de Valladolid, un ejemplo magnífico del barroco castellano, de 1735.

Colegio San Gregorio. Museo Nacional.

Valladolid12

La visita a la Iglesia de San Pablo y al Colegio de San Gregorio junto con el Museo Nacional de Escultura nos llevó toda la mañana. Así que fuímos a comer y, con pesar, tuvimos que emprender la vuelta para Madrid

Nos hemos dejado muchas cosas por ver en Valladolid y volveremos para poder visitar esos lugares que nos faltaron, como por ejemplo la Academia de Caballería o el Pasaje Gutierrez, las galerías cubiertas del siglo XIX de la ciudad declaradas Bien de Interés Cultural y uno de los tres únicos ejemplos de este tipo de galerías que quedan aún en España

Así que… ¡Hasta pronto Valladolid!


MÁS INFORMACIÓN


Sobre Eva

Viajera insaciable, lectora incansable, eterna aprendiz de idiomas y meticulosa observadora de culturas, lingüista, traductora y curiosa como yo sola. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.
Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. El Museo Nacional de Escultura es de lo mejor que hay en España… Y esa sillería es increíble.

No lo dudes y deja tu comentario...