Excursión: Ruta de los Dólmenes. Vª de Alcántara (Cáceres)

Siento una pasión desmedida por conocer las civilizaciones de la antigüedad en todo su abanico de posibilidades. Sin embargo todo lo que tenga que ver con las llamadas culturas megalíticas es algo que me toca un poco más dentro. Tal vez sea porque en mi interior hay una parte de mí puramente mística que brota cuando conecta con la naturaleza y sus elementos y, en particular, con la piedra y la tierra. Es la sensación de verte ante algo que lleva aquí desde los inicios del mundo y que probablemente haya brotado desde las entrañas de la tierra, haciéndote puramente consciente de lo jóvenes que somos. Y me emociona enormemente pensar que ese fragmento de piedra fué tocado por otro ser humano hace miles de años.

Es por eso que todas las representaciones de las culturas megalíticas son tan significativas para mí. No corresponderán con los cánones estéticos de belleza, no serán las obras más hermosas que se puedan contemplar, ni las mejores comparadas con otras coetáneas, pero para mí son especiales, únicas y brillantes mucho más allá de simplemente preguntarme “cómo pudieron levantar eso”  .

En esta entrada me gustaría proponeros una pequeña ruta megalítica dentro de la denominada Ruta de los Dólmenes de Valencia de Alcántara (Cáceres) en Extremadura. Esta Ruta de los Dólmenes está considerada como uno de los conjuntos megalíticos más importantes de toda Europa ya que se conservan en la comarca 41 dólmenes, 33 de granito y 8 de pizarra, estimándose en 14 los que han desaparecido.

Hay 11 rutas establecidas. Probablemente la más vistosa sea la Ruta 5, que es de la que os voy a hablar aquí, porque es en la que encontraremos los dólmenes mejor conservados en su forma característica. Cabe señalar que las rutas pueden hacerse a pie, con bicicleta, a caballo o con quads (tendréis que pedir info sobre las empresas dedicadas de la zona) e incluso en coche aunque para acercaros a los dólmenes tendréis que bajaros y caminar unos metros y, en ocasiones, ingeniaroslas para saltar vallas, ya que algunos están cercados para evitar que el ganado pueda estropearlos y otros están en fincas privadas a las que se recomienda no pasar. Nosotros preferimos caminar para disfrutar del entorno con tranquilidad, pero que sepáis que son accesibles de cualquiera de las otras formas ¡Ya no tenéis excusa para no hacerla!

MAPA

RUTA 5

Aunque se denomina Ruta 5, en la zona (y en los nuevos paneles informativos) se la conoce como la Ruta de Aceña de la Borrega porque es en este pueblo de La Campiña de la Sierra de San Pedro donde da comienzo y donde termina ya que tiene forma circular. Es sencilla, con algunos tramos un poco desnivelados, y dura unas dos horas y media, aproximadamente. Mi recomendación personal es que si pensáis ir en verano salgáis o muy temprano por la mañana o bien bastante entrada la tarde porque hay muy pocas zonas de sombra y el sol pega con mucha fuerza en esta zona. Y, por supuesto, que no se os olvide llevaros un par de botellas de agua. Os harán falta

Nosotros decidimos hacerla por la tarde una vez que el sol ya empezaba a tocar la sierra. Apuramos tanto que se nos hizo de noche cuando veníamos de recogida  ¡Menos mal que llevábamos una linterna porque queríamos hacer un pequeño experimento! Así que llevad una sólo por si os pasa como a nosotros.

Una vez llegada a la Iglesia de Aceña de la Borrega allí encontraréis la señalización de la ruta y un panel informativo. No hay pérdida, aparcáis el coche y a coger los trastos.

Mapa

Seguís la senda y llegaréis a un punto en el que el camino se divide hacia izquierda y derecha. Los paneles informativos recomiendan tomar el camino de la izquierda para así volver por el de la derecha pero nosotros los hicimos al revés. ¿Por qué? La verdad es que no recuerdo qué nos llevó a tomar esa decisión. Lo que sí os puedo decir una vez hecha la ruta es que el camino de la izquierda (que fué nuestro regreso) es más estrecho y es un poco más irregular. Hacerlo en plena noche y solos como estábamos fué bastante divertido; entre que no se veía bien y los ruidos de los animales de las fincas del borde del camino, que en su mayoría son cerdos, y sabiendo que hay jabalís y zorros por la sierra, podéis imaginar la de cosas que se nos pasaban por la cabeza cuando oíamos algún sonidito MUY cerca de nosotros. La noche y la imaginación son malas compañeras…

Subimos el camino de tierra con el sol a nuestras espaldas (Camino de tierra que podíamos haber hecho con el coche, pero ya sabéis, nos gusta caminar). Desde aquí podemos observar la Sierra de Las Peñas, una cordillera de rocas cortantes en donde habitan buitres y águilas así que no perdáis oportunidad de mirar al cielo.

RutaDolmenes08

RutaDolmenes13

RutaDolmenes06

Bordearemos el monte y seguiremos las indicaciones en el camino de tierra. En unos minutos encontraréis un camino a la izquierda y en ese mismo camino veréis como parece bifurcarse en un tramo más estrecho. Por ahí tenéis que seguir para adentraros a ver el Dólmen El Mellizo, el mejor conservado de todos los Dólmenes de la ruta y el más representativo. Tiene unos tres metros de altura y tres de diámetro, siendo bastante más grande de lo que parece. Fué excavado en 1985 y pudo recuperarse parte del ajuar funerario: algunas puntas de flecha y restos de cerámica que hoy en día se conservan en el Museo de Cáceres.

Los Mellizos

Los Mellizos de noche

Se nos estaba haciendo de noche así que tuvimos que dejarlo y continuar camino hacia el siguiente dólmen. Pudimos disfrutar mejor del entorno, los montes de piedra de granito refulgiendo con los dorados del atardecer, grandes pelotas de piedra que parecían que iban a salir rodando en cualquier momento, los castaños y los árboles anudados y retorcidos de aspecto fantasmagórico, árboles de cortezas de intenso color tierra…

RutaDolmenes07

RutaDolmenes12

RutaDolmenes09

Hasta que poco a poco el sol fué hundiéndose en el horizonte y comenzó a teñir el cielo y el camino de malvas y rosados…

Camino a Data 1 y 2

Y es por este camino por el que tenemos que seguir para poder contemplar los dólmenes Data I y Data II. De hecho, en esta imagen, si seguís la linea del camino al final del mismo y justo a la izquierda podéis apreciar Data I. Estos dos Dólmenes están ubicados en propiedad privada. Nosotros solo nos atrevimos a llegar hasta Data I, que es el que está más cerca del camino porque, además, ya se estaba haciendo de noche y teníamos que volver. Es un poco más pequeño que Los Mellizos, ya que mide dos metros y medio aproximadamente, y carece de la losa de cubierta. Nos dijeron que estaba apoyada en algún sitio. Yo no ví nada apoyado en ningún lado, sin embargo ví una losa bastante grande justó detrás del dólmen que parecía haberse caído. Dí por supuesto que aquella era la losa de cubierta.

DATA 1

Data 1

No pudimos regresar para ver los dólmenes Cajirón I y Cajirón II (que nos quedaban del otro lado) ya que era noche cerrada pero no nos preocupó mucho principalmente porque la aldea de mis abuelos está por esta zona y es fácil para nosotros regresar y encontrarlos la próxima vez que vayamos. Y, eso sí, haremos las demás rutas pero con un poco más de tiempo y un poco más temprano y así podré completar mejor este recorrido y realizar los demás

Data 1 de noche

Así que ya sabéis, si os gusta el megalitísmo no podéis dejar de visitar y realizar las 11 rutas que conforman la Ruta de los Dólmenes


Sobre Eva

Viajera insaciable, lectora incansable, eterna aprendiz de idiomas y meticulosa observadora de culturas, lingüista, traductora y curiosa como yo sola. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.
Añadir a favoritos el permalink.

5 Comments

  1. Mira que nos gusta visitar todo los dólmenes y estos nos lo conocía, son impresionantes, tomo nota!

    • ¡Pues no os podéis perder esta zona, chicos! Es un imprescindible para quienes disfrutamos del mgalitismo
      Son un montón de rutas con dólmenes muy diferentes. Si os escapáis ¡Queremos que nos contéis qué os han parecido!

      Muchas gracias por pasaros por el blog y por comentar
      ¡Un abrazote!

  2. Gracias por este post tan completo de los dolmenes que podemos visitar en Valencia de Alcántara. La verdad que es increíble que con los medios que disponían podian realizar estas construcciones.
    Soy de la zona y hasta unas pocas décadas no se empezaron a poner en valor estos monumentos megalíticos, hoy día son parte fundamental de la historia de todos los Valentinos,
    Un saludo desde el el Tajo Internacional,

  3. Esto sí que es fascinante. Me tomo buena nota! Gracias por las fotos, son maravillosas.

  4. Viajando a tantos sitios y aún no conozco Cáceres! Tendré que remediarlo a la vuelta. Preciosa la fotografía y la pasión que pones al escribir sobre la ruta de los dólmenes, vas a contagiarnos a todos el megalitismo jejjejje

    Un besazo

No lo dudes y deja tu comentario...