Excursión: Ruta por la Sierra de Gredos (Ávila)


Hoy os prongo una ruta por la Sierra de Gredos, en Ávila, la denominada Senda de la Laguna Grande de Gredos un viaje a las glaciaciones del Cuaternario, es decir, que nos remontamos hasta hace 1,65 millones de años (en este período fué, además, cuando surgió el Homo Sapiens).

En verano resulta una ruta sencilla, muy bien delimitada, pero en invierno su dificultad puede ser alta o muy alta debido a la nieve y, lo peor, al hielo. Es una ruta de 6,5 kilómetros sólo ida y, en principio, se estima dura unas 5 horas ida y vuelta aunque yo considero que hay que calcular más bien unas 7 horas ida y vuelta, ya que hay que tener en cuenta que alguna subida puede ser costosa y la lentitud que puede ocasionar la precaución por la nieve. Además, por supuesto, que uno tiene que pararse a contemplar el paisaje de vez en cuando

Sierra de Gredos

Este año han caído buenas nevadas. La sierra estaba pletórica pero, como os comentaba, eso dificulta la senda. Dejamos el coche en el aparcamiento de La Plataforma a 1.760 metros de altitud y comenzamos nuestra ruta. Primero tenemos un trecho de subida de unos veinte minutos/media hora. Esta parte es relativamente sencilla salvo por las placas de hielo que os váis a encontrar en invierno, así que vigilad mucho vuestros pasos.  (¡Atención al perrito equilibrista sobre mochila! )

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Después llegaremos a un llano, el Prado Pozas. Esta es la zona más recreativa; los niños (y no tan niños) se deslizan con los trineos o se lanzan nieve abajo con las bolsas de plástico pegadas al cuerpo como aislante, algunos hacen snowboard, otros juegan a lanzarse bolas o a hacer muñecos de nieve, los hay que juguetean con sus perros o demabulan dando saltos sobre las grandes piedras. También lo hay que prefieren hacer tai-chi y poner a prueba su equilibrio     (¡Es el hombre del perro-mochila!).

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos     Sierra de Gredos

Seguimos la senda de la Laguna Grande que durante un trecho es bastante regular y con poco desnivel. El camino estaba completamente cubierto, a veces no se veían las delimitaciones ni tampoco las indicaciones.

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Con muchísimo cuidado nos salimos del camino y bordeamos el río que sabemos que está por allí para poder encaminarnos hacia la cascada helada que divisamos desde lejos.

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Esta fotografía, de enero de 2012, os la dejo para que más o menos podáis apreciar por donde transcurre el río. La cascada se forma en las rocas de color verdoso que se ven a la izquierda de las personas que aperecen al fondo en la foto.

Sierra de Gredos 2012

Regresamos a la ruta y comenzamos la subida fuerte. Enormes rocas encontrábamos a ambos lados de la senda las que destacaban por el verde brillante del musgo que las cubría. Muchos compañeros iban con sus amigos perrunos a quienes no parecía costarles nada en absoluto subir y bajar una y otra vez. Nos cruzamos con el guarda de la Senda quién, con su fiel compañero, pasa el día recorriéndola para socorrer a los senderistas en caso de necesitarlo

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Continuamos subiendo un poco más hasta casi llegar a Los Barrerones, a 2.170 metros de altitud, pero el resultado fué que no pudimos hacer la ruta completa y nos vimos obligados a parar antes de llegar. Primero por las placas de hielo (pecamos de ingenuos y los crampones se quedaron en casa) que a medida que subíamos eran más extensas y más frecuentes y, segundo, porque de repente empezó a nublarse de muy mala manera, las nubes bajaron de golpe y comenzó a producirse una niebla muy intensa. Como las delimitaciones de la senda no se veían decidimos regresar y no continuar.

Sierra de Gredos

Aquí os dejo otra fotografía de enero de 2012 cuando sí conseguimos subir hasta Los Barrerones. Se aprecia muy bien por dónde sigue la senda y también se puede ver el Almanzor a 2.592 metros de altitud, que, si no me equivoco, es el que se ve hacia el lado izquierdo de la foto

Sierra de Gredos 2012

Cuando bajamos volvimos a deambular un poco por el Prado Pozas. Si os adentrais en él podréis encontrar cascadas, riachuelos, lagunas y, si miráis al monte y tenéis suerte ¡Rebaños de cabras montesas!

Sierra de Gredos    Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Finalmente, a la bajada, no pude evitar fijarme en esta pareja y su perrita Maya, quién no dudó en hacerme pucheros cuando me acerqué porque estaba muy cansada después de pasarse la mañana subiendo y bajando las colinas correteando detrás de sus dueños esquiadores.

Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Y tras unos cuantos arrumacos y mimos a Maya descendimos el camino hacia el aparcamiento, en La Plataforma, y dimos por finalizado el día

Volveremos cuando haya menos nieve para poder llegar a La Laguna Grande y tal vez nos escapemos a principios de verano para contemplar otra perspectiva de la Sierra de Gredos. Y vosotros, chicos, ¿os animáis a hacer la ruta?


MÁS INFORMACIÓN


 

Sobre Eva

Viajera insaciable, lectora incansable, eterna aprendiz de idiomas y meticulosa observadora de culturas, lingüista, traductora y curiosa como yo sola. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.
Añadir a favoritos el permalink.

No lo dudes y deja tu comentario...