Evento WLOGGERS: De cómo crear falsas expectativas y hacerte perder el tiempo.


La verdad es que tengo una facilidad pasmosa para olvidar todo aquello que no me resulta de provecho y también tengo otra habilidad increíble para, simplemente, “apagar mi cerebro” cuando lo que hay a mi alrededor no me resulta interesante. Eso fué lo que hice en el evento Wloggers el pasado 7 de marzo, que se llevó a cabo en el extravagante y lujosísimo Hotel Palace de Madrid y donde se iba a producir lo que prometía, en principio, iba a ser “el mayor evento blogger” en España hasta la fecha.

WLOGGERS-2015-2y0ct2i800ol0o4kit0umi

El que mucho abarca…

Uno de los diversos y muchos problemas de este evento ha sido el enfoque que le han dado respecto a los segmentos que querían abarcar. Los bloggers de viaje que allí estuvimos compartimos la misma opinión: no pintábamos nada.

Ya el Hotel Palace me daba un poco de respeto, es demasiado presuntuoso para mi gusto pero bueno, el sitio era el que era y punto. Subimos la recepción, atravesamos esas lujosas escaleras, y observamos una fila de personas a cuál más estiloso, repeinado y bien vestido y ahí fué cuando empecé a sospechar que, tal vez, me estaba equivocando del todo de evento o que, entonces, me habían “vendido” algo que no estaba siendo. Pero tuve la certeza, la confirmación más absoluta, cuando al atravesar las puertas y llegar a la antesala del lugar donde se daría la charla prometida, resulta que había unos poquitos stands… de moda, belleza y lujo. Así que el tema iba por ahí. Ahora me encajaba mejor lo del Palace Definitivamente aquello no pintaba bien para los bloggers de viaje, pero ya que estábamos allí…

Rueda de negocios inexistente

Porque una de las cosas que se anunciaban como uno de los puntos fuertes de este evento era el hecho de que se iba a producir una rueda de negocios (networking) durante toda la mañana y en la que estarían presentes más de 200 marcas. Además de los pocos stands en la ante sala (creo que cinco) en la sala donde nos darían la charla estaban otros cinco. Sólo uno podía resultar interesante para los bloggers de viaje, el stand más escondido y pequeño de todos, relacionado con el turismo en Flandes (Bélgica). Pero como todo lo que nos habían dicho respecto a esto de la rueda de negocios estaba quedándose en nada y menos, la verdad es que poco caso hice (e hicimos) al stand, sumándole además que la persona que allí estaba tampoco parecía interesada ni entusiasmada. Igual, como nosotros, se cuestionaba su presencia en el evento.

Así que la rueda de negocios fué inexistente y allí estuvimos desde las 9 hasta las 11 en la sala, sentados en las sillas, hablando entre nosotros, compartiendo puntos de vista, hablando de los más y los menos de los blogs, de cómo vemos este apartado de los blogosfera, de cómo estaba siendo nuestra experiencia, buscando a otros bloggers en la sala y conociéndoles e intercambiando impresiones… en definitiva, haciendo lo que podría decirse nuestra propia networking, pero sin marcas de por medio, sólo compañeros bloggers que comparten tu misma pasión. Desde luego fué lo único de verdadero provecho del evento para los bloggers de viaje, conocer a otros compañeros.

Excusa de Masterclass que en realidad vende los cursos de Wloggers

El planteamiento de todo el evento, me recordó a cuando de pequeña en el colegio hacían concursos de dibujo pero en realidad había una empresa privada detrás: llamaban a casa diciendo a los padres que su hijo había resultado ganador (como si fuese el único cuando luego había trescientos niños más) y que tenían que ir a tal hora a tal lugar a recogerlo. Y sí, había un premio, pero antes te soltaban la charla intentando venderte la enciclopedia, las vajillas o las colecciones más variopintas. Resultó que el evento de Wloggers siguió esta misma estrategia y guión de marketing de antaño, punto por punto:

  1. La rueda de negocios inexistente que en realidad servía de jugoso gancho, como cuando llamaban a casa elogiando el talento único y especial del niño, hinchiendo de orgullo a los padres y diciéndoles que podrían promoverlo a otros niveles siempre y cuando asistieran a la cita.
  2. Una charla camuflada como Masterclass que en realidad no te sirve de nada y que está claramente enfocada a mandar el mensaje de “necesitas hacer mi curso para ser el mejor blogger y que te enseñe todos los secretos para triunfar”. Como cuando los padres iban a la cita orgullosos y los niños felicísimos, y entonces querían venderles la enciclopedia aduciendo de la importancia vital para la educación del hijo. Y aunque tuviesen una muy buena en casa la que ellos ofrecían era la mejor porque venía con no se qué y no sé cuantos y que de esa manera el niño podía ser médico (porque antes preguntaban al niño qué quería ser de mayor para saber qué parte destacar y venderle a los padres). Por si eso fuese poco, tenían una oferta irresistible y si le comprabas la enciclopedia en ese momento (dando una señal) te regalaban un juego de copas.
  3.  La entrega de premios prometida y no ausentes de polémica. Como cuando  entregaban la plaquita o la medalla que había alimentado el orgullo de unos padres y habían hecho sentir especial al niño… pero que carecían de valor o prestigio real por lo que escondían detrás.

Así que sí, lo que anunciaban como otro de los puntos clave de este evento, la Masterclass, resultó no ser tal, no pretendían mostrarte las “claves del blogging profesional y corporativo” ni tampoco las herramientas que podrían ser provechosas para los bloggers. Nada de eso. Aquello era la excusa para venderte sus cursos que, además, no son precisamente baratos para las pocas horas de las que constan algunos. (Y yo no soy partidaria de estos tipos de cursos que te enseñan a ser blogger, porque eso se aprende con tiempo, dedicación y práctica)

Es decir, comprendo y es lógico que pretendiesen emplear este evento de Wloggers que era gratuito para los asistentes como forma de escaparate para su negocio que en este caso se trata de formación en el ámbito de la blogosfera y, en concreto, del blogging profesional. Pero estoy segura de que no funcionó en absoluto por dos motivos muy claros y que me voy a tomar la libertad de explicar:

a) El comienzo de la charla se inició a la defensiva y en un tono muy agresivo, mezclando aspectos personales algo que evidentemente no venía a cuento y que denotó nula profesionalidad.

Os explico: Aunque yo no me he enterado de qué es lo que sucedió exactamente para que esto surgiera (y tampoco voy a perder mi tiempo en averiguarlo) el día anterior había comenzado a aparecer en Twitter el hashtag “#WloggersEstafadores” (en contraposición del oficial “Wloggers15″) del que muchos no sabíamos nada, como era mi caso.

Bien, el ponente se sube a la plataforma y comienza advirtiéndonos de ese hashtag. De muy malas maneras y con cristalina agresividad indicó que si había alguien en la sala que fuese partícipe, dando a entender que podían estar allí para boicotear el evento, que se marchase que no los querían allí (todos intercambiamos miradas ojipláticos ¿De verdad estaba diciendo eso?  ). Con un toque de bravuconería y orgullo, anunció como si fuese un triunfo absoluto, que la persona que había comenzado aquello ya tenía la denuncia pertinente y que lo que no podía ser es que se atacase a la organizadora del evento que es nada más y nada menos que una mujer con tres hijos (y que se intuyó era su mujer). Ya empezaba todo a chirriar demasiado. 

Por fortuna (o desgracia, según quién y cómo se mire) fuí una de las primeras personas en España en tener Internet y desde los 12 años (y tengo 30) he administrado páginas webs, foros y demás en muchos segmentos y temáticas. Así que lo de que hay rencillas entre particulares, rivalidades entre administradores de webs y plataformas, y que se forman bandos para intentar desprestigiarse unos a otros no era nada nuevo para mí. Lo que llamó poderosamente mi atención por la falta de profesionalidad de alguien que se suponía que nos iba a enseñar y formar” (y que intenta venderte cursos que ofrece la empresa), era el hecho de que se cometiese el terrible error de novato de mezclar el terreno personal de “mujer con tres hijos” y “denuncias en un tribunal” con lo que parece una rivalidad y rencilla personal con otra plataforma o persona concreta.

Y esto enlaza muy bien con el segundo punto:

b) La Masterclass fué un desastre absoluto, que no mostró nada nuevo (salvo, tal vez, alguna pincelada) y que siempre remitía a “los cursos que damos”, “tenéis este curso en oferta por haber venido”, “las personas que han hecho cursos con nosotros formaron una familia”, etc, etc.

¿Cómo enlazo esto con justo el punto anterior? Si la Masterclass hubiese sido realmente útil, actualizada, provechosa, una conferencia que de verdad enseñase algo, una no tendría la sensación de que sólo querían venderme cursos y que estaban tratando de forma muy forzada de lavar su imagen de forma descarada.

Si la Masterclass no hubiese dado comienzo con esa charla de “asuntos personales”, de tintes defensivos, agresivos y haciendo alusiones al hecho de que la persona que había iniciado o promovido (o llamadlo X) el hashtag de “estafadores” tenía una denuncia en el tribunal, y hacer referencias a un posible boicot, aquello hubiese quedado en una charla poco provechosa y poco más. Daba la sensación de que lo estaban buscando (aunque de forma muy poco ingeniosa).

Si la Masterclass hubiese sido una en condiciones, el “mujer con tres hijos” no me hubiese parecido una excusa más por la carencia de “todo aquello que me prometían en este evento y que resultó no ser”. Y ojo, que entiendo lo duro que debe ser compaginar ser madre de tres niños con la faceta profesional, lo uno no quita lo otro 

Pero al hacerlo así, llevándolo a unos fangos tan personales, lo único que han conseguido es dejar entrever falta de profesionalidad absoluta por parte del ponente (que no hay que olvidar que representa a la empresa), que decidió empañar su de por sí endeble conferencia con asuntos personales que a nadie de los allí presentes nos interesaban.

Así que podría decirse que el tiro salió por la culata con ese comienzo visceral propio de un novato, porque lo que menos ganas me dan a mí es de hacerme un curso con una persona que ha demostrado su falta absoluta de talante y que, en definitiva, no comparte para nada lo que yo creo que debe ser una respuesta adecuada a un posible ataque por parte de un probable rival: ignorarlo, seguir con lo tuyo y demostrar que no eres eso que te llaman. Si te han fallado las marcas (voy a hacerme la ingenua y a creer que así ha sido), al menos ofrece una Masterclass que encandile, que deje boquiabiertos a los allí presentes, que demuestre lo muchísimo que sabes para que la gente se pegue por que le enseñes todo eso. Y así, y no con amenazas, bravuconería, aparencia y diatribas inocuas, es como se callan las bocas de quienes te atacan

Los premios (que tocaban por guión) no ausentes de polémica

Respecto a los premios otorgados y no ausentes de polémica (para mí que la mayoría de los ganadores sabían que eran ellos, a juzgar por el lenguaje no verbal y los discursos claramente preparados de muchos de ellos), me alegro muchísimo de que Celíaco a los 30 se lo llevase porque hace un grandísimo trabajo en su blog, compartiendo todo lo que sabe y más sobre todo lo significa ser celíaco. Sus palabras en el estrado, además, arrancaron con un canto sobre la importancia de nuestro tratamiento y de que no se trata de una moda; fué humilde y entrañable 

Sobre los demás, pues no los conozco ni tampoco su trayectoria y contenido (ni creo que lo haga porque eran sobre belleza, moda, estética, etc, temas que no me interesan particularmete) así que no puedo juzgar en ese aspecto. Y tampoco voy a utilizar mi tiempo en comprender la polémica que hay detrás de los premios, unos premios que al parecer en algunos casos (según comentarios en Twitter) se han otorgados a blogs con dos o tres entradas y medio abandonados hace tiempo. Pero bueno, que ni me va ni me viene y me da exactamente igual

Conclusión

Mi conclusión ante este evento es que en sí mismo no ha merecido la pena en absoluto y que ha habido mucha falta de humildad y nula auto crítica, ya que tampoco comparto las prácticas por parte de Wloggers de bloquear a los usuarios que han argumentado negativamente sobre el evento incluso estando allí (aunque ahora entiendo la cierta velada insistencia del ponente en que no se puede hablar mal de la marca que te paga, que te hace una oferta o que no buscases enemistarte con ella, entre otros retazos similares).

Definitivamente prometieron más de lo que ofrecieron, pero no porque nos creásemos unas expectativas muy altas, es que ellos las promovieron y no han cumplido ni con una cuarta parte. Eso me lleva a tener la sensación final de que han caído en el absurdo de aparentar ser más influyentes e importantes de lo que son en realidad y considero que han querido abarcar más de lo que podían, tratando de hacernos partícipes y pensando, tal vez, que no nos daríamos cuenta de su estrategia, una estrategia de venta de cursos obsoleta.

Una lástima, porque podía haber sido un gran evento

Y lo único que se salva del evento Wloggers…

reencontrarme con otros bloggers de viaje, conocer a otros con los que hablaba y sigo en las RRSS pero a los que aún no conocía en persona y también poder ver, por fin, a aquellos con los que fué imposible encontrarme en FITUR. Sin duda, esto fué lo realmente provechoso del evento Wloggers.

Eso y los planes que ya estamos tramando los bloggers de viaje que nos encontramos allí para volver a vernos, en un ambiente más distendido y acorde con notros, donde poder charlar con calma y divagar e, incluso, con la idea rondando de hacer alguna excursión o escapada todos juntos

Ah, bueno, y también poder ver la cúpula del Palace que es una auténtica preciosidad 

Te puede interesar...

Sobre Eva

Viajera insaciable, lectora incansable, eterna aprendiz de idiomas y meticulosa observadora de culturas, lingüista, traductora y curiosa como yo sola. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.
Añadir a favoritos el permalink.

13 Comments

  1. Muchas gracias por esa referencia a mi premio y las palabras que dije. Me salieron de corazón (bueno, creo que se noto pues un poco más y rompo a llorar como un niño, jeje). Una de las mejores cosas del evento fue poder hablar de celiaquía, decir que la Dieta Sin Gluten no es una moda y conocerte!!

    • ¡Sí! Conocerte fué genial ¡Con las ganas que tenía! Pero la próxima vez nos vamos a comer a algún sitio “de los nuestros” y a charlar con calma

      Me encantaron tus palabras, de verdad. Considero que fueron de las más honestas, humildes y me atrevería a decir que las más sinceras de todas. Me alegro mucho por ti porque te mereces reconocimiento por el buen trabajo que haces en el blog Además, fué el primero que descubrí cuando me diagnosticaron y me hace especial ilusión

      ¡Abrazoote!

  2. Anda que los de Wloggers se están cubriendo de gloria… No he leído nada positivo aún de su evento xD Que lo presenten así como comentas ya me parece una mierda (hablando mal y pronto) y que encima intenten venderte sus cursos por activa y por pasiva… En fin. Me alegra de no haber ido.

    • La verdad es que sí, la mayoría de los comentarios son negativos. Pero es que fué decepcionante. Los que somos de Madrid pues nos lo podemos tomar más a la ligera, pero las personas que se desplazaron a propósito desde otras partes de España… poca gracia les ha debido de hacer.

      Me alegro de que no fueses ¡Te libraste de perder una mañana! Aunque te quedaste sin conocernos

  3. sinparardeviajar

    Es el tercer post que leo que comentan lo mismo sobre este evento, vaya chasco para todos… menos mal que no sabia ni que existia!! jeje.

    Que pena que os hicieran perder el tiempo, pero bueno, al menos conocisteis bloggers de viajes y oye! que de planes teneis ya

    ¡Un abrazo!

    • Pues sí, Silvia, porque si llegáis a venir a drede ¡Os tiráis de los pelos!

      La lástima es que perdimos la mañana, pero sólo a medias, porque cuchicheábamos y hacíamos comentarios y bueno, aliviamos el mal rato. Y conocer a los bloggers fué genial

  4. Vaya ya había leído algo por Twitter del dichoso evento…se han lucido! bueno, como dices en el post sacándole lo positivo has conocido a más bloggers de viaje y con los que has podido compartir algunos puntos de vista. Creo que está vez sois varios los que habláis mal de este evento con lo cual les va a salir mal lo de los cursos y lo de repetir evento.

    Un abrazo wapa

    • Pues sí, se han lucido de lo lindo. Dudo que alguien de aquella sala se plantease hacer ningún curso con ellos, porque si la masterclass era el ejemplo de lo que nos iban a enseñar…

      ¡Sí! Lo mejor es conocer a otros bloggers ¡Sin duda! Pero yo creo que en este fiasco-evento ¡Y en cualquier otro! A ver si cuando vuelvas de ese pedazo viaje a Asia podemos encontrarnos

      ¡Abrazoooote enooormeee!

  5. Ya se veía que seria cosa mala el evento, el día anterior vía twitter un organizador del evento armando lío con demandas y abogados… no es serio y ademas es poco profesional que un organizador de un “evento digital” no sepa manejar un par de troller en “el pajarito indiscreto”… era poca cosa en comparación con la cantidad de voces después del evento hablando basura de verdad…

    • Yo es que no me enteré de ese problema que hubo el día anterior, y los bloggers de viaje con lo que me junté tampoco. De lo que sí que me dí cuenta fué que la cuenta de Twitter se había convertido en privada pero ni siquiera me dió por pensar mal.

      Y sí, la verdad es que no da confianza en absoluto que un supuesto profesional que va a formarte tenga errores de novato tan brutales, ya no sólo la actuación en la charla, sino que ya luego mirando las RRSS y demás tiene aún más. ¿Un curso, (carísimo) impartido por alguien que comete los fallos que yo cometía hace más de 15 años? Pues no, gracias, igual tenemos que ser los “viejunos” en la red los que vamos a tener que darle clase, al menos en gestión de crisis y manejo de trolls varios…

      ¡Gracias por pasarte por el blog y por comentar!

  6. Me estoy quedando muy sorprendida de que dos años después esta gente sigan con su secta-mordaza reuniendo dinero para seguir haciendo eventos estafa donde los bloggers de a pie no tienen ninguna cabida. Te invito si quieres a leer las dos entradas que hice después de acudir a este evento hace casi dos años para que puedas comprobar que no están bien de la cabeza y que lo de ser madre de tres hijos lo lleva por bandera como si eso la eximiera de ser poco profesional.

    http://www.moli-art.com/2013/06/yo-no-soy-periodista-soy-blogger.html

    http://www.moli-art.com/2013/07/lo-siento-pero-tenia-que-hacerlo.html

    • Ya había leído algo en Twitter de que hace unos años hicieron otra conferencia y también fué digna de mención aparte. No comprendo como a estas alturas de la vida aún hay quién pretende seguir vendiéndose con los modelos antiguos, cuando está claro que las RRSS e Internet han provocado un cambio brutal.

      Voy a leer tus entradas, que ya me ha picado la curiosidad

      ¡Gracias por pasarte por el blog y por comentar, Moli! Espero leerte más veces por aquí

  7. Jajaja Eva, me parto… que buena entrada… si no te has dejado nada en el tintero!!! en fin, tuvo sus momentos delirantes, de eso no hay duda, y nos reímos un rato… bueno, yo pasaba del mal humor, al asombro y a la risa… Son unos impresentables, y mas vale olvidarse de ellos. Me alegro que te gustara el Palace, es único! Un beso amiga viajera!!!

No lo dudes y deja tu comentario...