Estación de Canfranc

Dentro del itinerario de nuestro Roadtrip recorriendo la provincia de Huesca, en Aragón, durante el pasado julio de 2016, visitamos también la Estación de Canfranc, un lugar al que le había echado el ojo hace años y del que nada sabía, más allá de haberla visto en fotografías.
Estación de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainDéjame decirte lo fascinante que me pareció la Estación Internacional de Canfranc, esa genial y avariciosa monstruosidad en el corazón de los Pirineos. Déjame contarte a breves pinceladas y de forma personal, lo interesante que resulta esta enorme construcción que durante años ha sufrido el abandono más absoluto.

Estación Internacional de Canfranc

Las fotografías me engañaron, las fotografías siempre engañan (tenlo claro) y me hicieron creer que la estación se encontraba en un valle ancho y despejado que tenía como telón de fondo la belleza de las montañas. Cuando llegué, al principio, mi sorpresa estuvo cargada de decepción, pero esa sombra de desilusión se alejó de mí en cuanto estuve frente a la estación unos minutos, observándolo todo y deteniéndome a contemplar la bella realidad y no mi falsa expectativa. Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainEsa mole de hormigón, hierro y cristal crea la ilusión óptica de interminable con sus 241 metros de largo y su simetría perfecta de 75 puertas a cada lado. Ésa mole que se asienta en medio de un cortado imposible rodeada de montañas engalanadas con frondosos árboles. Sí, montañas a ambos lados, rocas graníticas que surgieron del agua hace 66 millones de años la custodian como si la protegieran del abandono sometido.

Esas cumbres picudas y angostas eran acariciadas por un mar de nubes que se iba deslizando por las laderas hasta que parecían derramarse detrás o sobre la estación. El viento que ululaba, la humedad, la llovizna, todo lo impregnaba en un instante. La atmósfera se empapó de una niebla que no terminaba de espesarse pero que palpitaba cargada de misterio, de secretos susurrados entre las paredes en una estación abandonada y maltratada que, desde sus inicios, parecía augurar malos presagios. Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainLas vías del tren por las que puedes caminar a la sombra de la mole que parece observarte como un alma vieja a pesar de su relativa juventud, son vías por las que transcurrieron trenes que portaban las ilusiones de miles de personas, que llegaban e iban cargados de mercancías y alimentos necesarios.

Vías que también fueron recorridas con angustia, con miedo, con incertidumbre y con horror, emociones que portaron ciudadanos, aduaneros y trabajadores, todos aquellos espías de todos los bandos que circularon durante las guerras, todos aquellos que buscaban el exilio de la Alemania nazi, todos aquellos judíos que huían desesperados.

 

Estación de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainEstación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainHe de confesarte que no me informé para nada respecto a la estación de Canfranc antes de visitarla, no sabía nada de su historia ni de las cosas que allí sucedieron. Quería que me sorprendiera. Y lo hizo. Madre mía qué si lo hizo.

Cuando me adentré por el túnel que conecta con el edificio de la estación, un túnel largo oscuro como la noche a pesar de estar alicatado con baldosines blancos prístinos, y repleto de humedad, no pude evitar intuir que me estaba adentrando en una construcción que escondía mucho más que simplemente uno de los muchos lugares abandonados en España por desuso. Y a medida que el guía nos iba contando la historia de la estación esa intuición cobró todo el sentido del mundo.

Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainCuando entré en el vestíbulo principal y la realidad de las diferencias entre “lo nuevo” y “lo viejo”, el pasado y el presente, se metieron de lleno en mi campo visual, no pude articular palabra.

De hecho, me quedé unos segundos paralizada al borde la escalera, mirándolo todo como si sólo me dieran unos segundos para contemplar aquello. Casi como si fuera a esfumarse de repente, desaparecer… como si tras muchos años de abandono la que fuera a abandonarme fuese ella a mí, casi como una venganza por el olvido al que tanto ha sido sometida.

Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. Spain  Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainQuizá suene a locura que sintiera algo así allí, pero cuando en un lugar que fue frontera cuando aún existían en Europa, donde se han vivido tantas historias de tantas vidas anónimas y de otras tanta más notorias, y todas ellas se han vivido entre guerras… Creo que no puedes pararte ahí como si nada, observando y quedándote con la superficie de lo que tienes ante ti. Creo que es obligatorio detenerte a pensar unos instantes en el pasado y tratar de comprender lo que ha podido quedar contenido en ese espacio concreto del mundo en el que te encuentras.Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. SpainY en esta entrada no voy a contarte nada más sobre el pasado de la Estación Internacional de Canfranc, porque si prefieres llegar a la estación y que te sorprendan in situ con detalles de su historia, no quiero aguarte la sorpresa

Pero si quieres saber más sobre la Historia de Estación Internacional de Canfranc además de algunas curiosidades y ver más fotografías, tengo preparada una entrada que publicaré en breve que te permitirá empaparte de la historia de este magnífico y colosal proyecto del siglo XIX.

Aún así, si tienes aún más curiosidad, aquí te dejo recomendados algunos libros que podrían resultar de tu interés.                 

 

** Comprando estos libros a través de estos enlaces nos ayudas a mantener el blog. Para ti no supondrá ningún gasto adicional y nosotros recibiremos una pequeña comisión que nos ayudará con los gastos de hospedaje y dominio ¡Muchísimas gracias de antemano por tu colaboración!  ^_^ 

Visita guiada a la Estación de Canfranc

 

** En el vídeo encontrarás algo de información sobre la historia de la estación

La Estación Internacional de Canfranc sólo puede visitarse con las visitas con guía que realiza la Oficina de Turismo de Canfranc-Estación. Aunque puedes ves horariosc en la Agenda de Canfranc es IMPRESCINDIBLE confirmar los horarios de visita en la propia oficina y RESERVAR con antelación a través del teléfono de turismo de Canfranc-estación, ya que el aforo es limitado en cada visita.

El número de teléfono es el que te dejo a continuación: 974 37 31 41. Ten en cuenta que NO SE ADMITEN reservas a través de e-mail (salvo que seáis un grupo grande) ni ningún otro medio. Aunque puedes reservar la visita en la propia Oficina de Turismo te recomendamos que siempre llames por teléfono porque puedes llegar por la mañana con intención de reservar para una visita por la tarde y encontrarte con que el cupo está completo para todo el día

Es necesario personarse en la Oficina de Turismo para pagar y recoger las entradas al menos 30 minutos antes del comienzo de la hora en la que tengas prevista la visita y presentarse en el punto de encuentro (el puente o acceso a la estación) 10 minutos antes de su comienzo.

El precio de la entrada es de 3€ y menores de 10 años entran gratis (aunque cuentan para el aforo limitado, así que si vas con peques avisa cuando llames para reservar).

La duración de la visita es de unos 45 minutos e incluye un audiovisual en el vestíbulo principal donde cuentan, incluso algunos de los protagonistas, la trama de espías y contrabando que se produjo en la estación.

Espectáculo nocturno de la Estación de Canfranc

Cuando cae la noche en Canfranc-Estación la Estación Internacional cobra vida con un ameno espectáculo de música y luz sobre sus muros en el que es la propia estación quien te cuenta su historia; desde que fue una idea hasta su construcción, lo que allí sucedió y su posterior decadencia hasta su abandono. Estación Internacional de Canfranc - Huesca, Aragón. España. Spain.

Los horarios de este espectáculo audiovisual cambian según la época del año por eso debes visitar la Agenda de Canfranc, donde actualizan los horarios mensualmente para así poder tenerlo en cuenta cuando prepares y organices tu visita. Este espectáculo es al aire libre y gratuito. Y no quiero que se me pase el aconsejarte que te lleves ropa de abrigo porque las temperaturas bajan mucho cuando se esconde el sol


Sobre Eva

Viajera insaciable, lectora incansable, eterna aprendiz de idiomas y meticulosa observadora de culturas, lingüista, traductora y curiosa como yo sola. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.
Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Nosotros pasamos de noche, regresando de Pau, por curiosidad. A principios de octubre el frío era ya notable en Canfranc, frío que unido a la soledad del lugar y la iluminación creó una atmósfera tan extraña que quedamos alucinados. Un buen lugar de visita al que queremos volver de día y explorar en profundidad.
    Gran entrada Eva.

    • No lo podía haber descrito mejor, Marina. La monstruosidad de construcción, donde se ubica, la iluminación, la quietud de todo el lugar… es que es un entorno magnífico. No me extraña que quedaseis tan sorprendidos. Nosotros queremos volver por la zona. En realidad tenemos que regresar a seguir conociendo Huesca. Aragón nos fascina, de verdad. Tiene tantísimos que ofrecer, unos paisajes tan increíbles. Magnífico.
      Mil gracias por pasarte por el blog y comentar, Marina
      ¡Abrazoote viajerooo enooorme!

Responder a Eva Cancelar respuesta